Autor:

Cerca de 108 millones de pesos fueron invertidos en la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) inconclusa y sin funcionar en San Mateo Huitzilzingo, en el Estado de México, denunciaron las organizaciones Controla tu Gobierno y Fundar, así como la comunidad de ejidatarios afectados.

En conferencia, aseguraron que la falta de funcionamiento de la planta está afectando a la comunidad, que se encuentra sin agua para sus cultivos. Carlos Medina, representante de los ejidatarios, explicó que de las 122 hectáreas que poseen, sólo el 15 por ciento está siendo sembrado debido a que el resto del terreno está seco por la falta de agua.

Ante esto, presentaron una denuncia ciudadana ante la Auditoría Superior de la Federación (ASF), donde demostraron una serie de irregularidades en la  construcción de la planta, que supuestamente iba a contribuir a sanear el río Amecameca.

Por ejemplo, que se asignaron 89 millones de pesos pero se ejercieron 109 millones sin que la instalación funcione; no se realizaron estudios de factibilidad del suelo, por lo que se ubica en una zona donde afecta un manto freático; además, se trata de un terreno donado por un particular donde el tratamiento del agua sólo beneficiaría a su dueño; se solicitaron permisos a destiempo; y la obra tuvo sobrecosto respecto del monto total contratado.

Pamela López, investigadora de Controla tu Gobierno, afirma que existieron tres distintos predios con diferentes acciones desde 2015, pero la planta se construyó en el predio donado, sin ningún tipo de estudios, para que se condonaran los impuestos. El problema, considera, es que precisamente por la ubicación, el tratamiento del agua sólo beneficiará a ese propietario.

Las organizaciones aseguraron que en el transcurso de 6 días se cambió el lugar para la construcción de un terreno entregado por el grupo ejidal al terreno del particular, sin ningún tipo de permiso de liberación de predios y de impacto ambiental, lo que puede afectar un manto freático, e incluso inundar la planta y contaminar el acuífero.

Al respecto, Carlos Medina dijo que de haberse ubicado la planta en el primer lugar que propusieron como comunidad afectada, podrían sacar las tres cosechas al año que tienen previstas, pero por el contrario se prefirió beneficiar a un particular.

Según las organizaciones, tampoco se cumplieron los plazos de entregas establecidos, debido a que la planta fue entregada 517 días después de los 200 establecidos. Hasta la fecha no se ha formalizado la entrega de la planta de tratamiento.

Pamela López aseguró que de las 24 PTAR visitadas, 11 no funcionaban, tres no formalizaron la entrega de obras, una contaba con deficiencia en operación y sólo nueve funcionaban. Asimismo, afirmó que en seis plantas de tratamiento en los ríos Amecameca y compañía se invirtieron 226 mil 72 millones de pesos para que sólo una funcionará.

Por otro lado,  Óscar Monroy –presidente de la Comisión de la Cuenca Amecameca– explicó que la falta de una planta de tratamiento en la zona puede provocar que disminuya la actividad agrícola, lo que daría pie a que los propietarios vendan sus terrenos y éstos a su vez sean comprados por compañías inmobiliarias, que ya están haciendo presencia en la zona.

Las obras de la PTAR iniciaron en 2015 en un costado del río Amecameca y contemplaban la instalación de un sistema de riego en un terreno ubicado dentro del ejido de Huitzilingo, que favorecería el tratamiento de agua para las cosechas de la comunidad. Cuatro años después, las comunidades no han visto ningún tipo de tratamiento en sus aguas.

Lauren Franco