Autor:

La Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México (CDHCM) exhortó a la autoridad ministerial y judicial considerar la perspectiva de género y el análisis de contexto en los casos de  mujeres que recurren a legítima defensa para proteger su vida.  Ello, cuando sean acusadas de cometer lesión u homicidio al defenderse de su agresor.

La CDHCM señaló que esas consideraciones buscan “garantizar y proteger el derecho de las niñas y mujeres a una vida libre de violencia, debido proceso, diligencia y acceso a la justicia”.

Ante esta situación, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) indicó que para calificar un acto de legítima defensa deberá existir necesidad, racionalidad y proporcionalidad en el empleo de los medios utilizados para repeler la agresión.

Asimismo, informó que la persona que acusa que no hubo legítima defensa deberá probar que no ocurrieron los elementos señalados, lo que “generara mejores condiciones de equilibrio procesal para la persona acusada”.

Mediante comunicado de prensa, la Comisión recalcó que las consideraciones retomadas por la SCJN constan en la Recomendación 6/2016 basada en el caso de Yakiri Rubio, quien hirió de muerte a su agresor al defenderse de una violación, lo que la llevó a ser acusada de homicidio sin “mediar consideraciones contextuales que dieran cuenta de la necesidad que tuvo de defenderse y la proporcionalidad entre los medios que empleó para ello y el daño que causó”.

Indra Cirigo