Autor:

El proyecto Alumbra, del Early Institute, documentó 281 casos de egresos hospitalarios de menores de edad atendidos por abuso sexual. De acuerdo con su investigación, los estados con las cifras más relevantes de niños abusados son: Sonora, Querétaro, Tlaxcala, Hidalgo y Ciudad de México.

Al presentar el primer diagnóstico sobre violencia contra infantes, el proyecto Alumbra indicó que el 84 por ciento de las víctimas son niñas. Asimismo, identificó 774 casos de egresos hospitalarios de niños y niñas por enfermedades de transmisión sexual.

También reveló una tasa de crecimiento del 30 por ciento de los egresos entre 2016 y 2017, pasando de 357 casos a 464, y destacó que la posibilidad de que una niña sea hospitalizada por abuso sexual es cinco veces mayor que la de un niño.

Además, Alumbra remarcó que los menores no sólo son víctimas de abuso sexual: a la vez se enfrentan a corrupción de menores, trata de personas, rapto y feminicidios.

Durante 2018, los feminicidios tuvieron un incremento de 20 por ciento respecto a 2017, registrando 920 víctimas, de las cuales 87 fueron menores de 18 años. En ese mismo año, la corrupción de menores registró un total de 1 mil 393 víctimas, donde el 69 por ciento son niñas; y 92 víctimas de rapto, cuyo 99 por ciento es mujer.

Por ello, el Early Institute alertó que nueve de cada 10 víctimas de violencia sexual son mujeres. También subrayó que los cinco estados con las mayores tasas de víctimas menores de edad son: Nuevo León –con el primer lugar en rapto y segundo lugar en corrupción de menores–, Chihuahua –con el segundo lugar en feminicidio–, y Nayarit –con el tercer lugar en trata de personas.

Viridiana García