Autor:

El secretario de la Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard Casaubón, descartó que la presencia en México de agentes de la estadunidense Federal Bureau of Investigation (FBI) sea una imposición del gobierno de Donald Trump al de López Obrador.

Durante la conferencia de prensa celebrada esta mañana en el Palacio Nacional señaló que la participación de agentes de la FBI en territorio mexicano para investigar la masacre cometida contra nueve integrantes de la familia LeBarón se realizó a invitación del gobierno de México.

Explicó que que la colaboración entre los dos países para resolver este caso se da en el marco de un convenio firmado en 1994 entre la entonces Procuraduría General de la República (hoy Fiscalía General de la República, FGR) con la FBI y un tratado entre los dos países para la asistencia jurídica mutua.

Informó que en contraparte, México también envió elementos a Estados Unidos, quien dio acceso a todas las actas y testimonios que obran en juzgados de El Paso, Texas.

“El gobierno de México, por decisión propia, invita al gobierno de Estados Unidos a acompañar la investigación.”

El secretario de Relaciones Exteriores recordó que los integrantes de la familia LeBarón son ciudadanos binacionales. Por eso y porque “a México le interesa mucho saber” los lugares de origen de las armas utilizadas en el ataque, el gobierno de López Obrador invitó al estadunidense a ser partícipe de la indagatorias.

Señaló que los agentes del FBI no pueden estar armados en territorio mexicano y no pueden hacer gestiones propias que no les autorice la FGR.

Zósimo Camacho