Autor:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo sentirse orgulloso de encabezar un gobierno que ha retomado para México la tradición del derecho al asilo.

Dijo “entender” la inconformidad de los conservadores por el asilo de México otorgado a Evo Morales, pero ellos deben comprender que ya no son gobierno. Y que México está en una cuarta transformación.

Consideró que en la política mexicana “no debe haber simulaciones”. Deben quedar claras las posiciones, pero se debe “entender y aceptar que tenemos posturas distintas, comprender que no vamos a estar de acuerdo todos. La democracia es pluralidad , es diversidad, no es pensamiento único”.

Por ello, frente a las críticas de quienes no están de acuerdo con la posición de México frente al golpe de Estado en Bolivia, reafirma: “Me siento muy orgulloso de encabezar un gobierno en donde se garantiza el derecho de asilo. Es un timbre de orgullo”.

Manifestó su reconocimiento a la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) y a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) por la encomienda cumplida de traer a México al presidente depuesto de Bolivia, Evo Morales.

“Yo di la instrucción de ofrecer el asilo y he estado pendiente; pero afortunadamente cuento con un equipo de gobierno de primer orden.”

Informó que a cargo de la operación estuvo un oficial del más alto rango, un general de la Fuerza Aérea Mexicana, de “inmejorable actuación”.

Recalcó que con esta acción México no se está peleando con nadie. “Estamos llevando a cabo una política de principios, con apego a la Constitución. Somos un país libre, soberano y nos respetan porque nosotros sabemos respetar. Hay respeto mutuo. Esa es la política exterior que estamos llevando a la práctica”.

Zósimo Camacho