Autor:

Desde el cambio de administración –en diciembre de 2018– se han registrado dos asesinatos contra periodistas que contaban con medidas de protección federal, admitió Aarón Mastache Mondragón, comisionado ejecutivo nacional del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

Al participar en el Seminario Internacional para poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas en América Latina, el también titular de la Unidad para la Defensa de los Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob) reportó que en los primeros 10 meses de 2019 el Mecanismo ha beneficiado a 1 mil 60 personas.

Sin embargo, reconoció que la instancia federal –adscrita a la Segob– presenta insuficiencias de carácter presupuestal y de recursos humanos para atender a los beneficiarios de medidas cautelares y de seguridad. Además, dijo, sólo atiende casos donde se tiene información de la agresión, “lo que lo vuelve un mecanismo de carácter reactivo”.

Durante el seminario –realizado por la Unesco en colaboración con el gobierno de México–, la directora de Artículo 19, Ana Cristina Ruelas, expresó que en México se vive un contexto en el que existe un protocolo histórico que garantiza la impunidad, ya que “cuando se asesina a un periodista se le criminaliza y estigmatiza antes de decidir iniciar una investigación”.

Por su parte, Adela Navarro –directora general de Semanario Zeta– advirtió que los periodistas no cuentan con acceso a la justicia en el país aún con toda la inseguridad que vulnera la práctica periodística.

“La Fiscalía no tiene un Ministerio Público eficiente y científico para llevar estos casos a una solución favorable”, agregó Navarro.

Ante esta situación, Mastache indicó que el Mecanismo no es una institución de seguridad pública, pero sí debe desarrollar una política sistemática para fortalecer a la Fiscalía en términos de autonomía, presupuesto y profesionalismo.

Luis Raúl González Pérez, aún presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), sugirió que el Mecanismo mapee las entidades federativas para informar cómo están los estados en términos de libertad de libertad de expresión, ya que “ninguna agresión debe dejarse pasar porque eso genera que aumente la violencia”.

Agregó que el Mecanismo no es la “panacea” y que la solución final para prevenir las agresiones contra la prensa es resolver el problema de impunidad.

Indra Cirigo

 

Leave a Reply