Autor:

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señaló esta mañana que el uso de la fuerza, la guerra, ya demostró que no es opción; resultó un fracaso”.


En la conferencia de prensa celebrada en el Palacio Nacional, dijo que la estrategia de gobiernos anteriores “en vez de de resolver el problema, lo agravó; regresar a eso, no”.

Tampoco se está planteando llevar a cabo diálogo o negociación alguna con los cárteles. Advirtió que se aplicará la ley, pero la estrategia no se reduce a eso. Confió en que tendrá éxito y los delincuentes ya no tendrán base social y se irán “quedando solos”.

López Obrador explicó que el mejoramiento de las condiciones de vida y de trabajo de la sociedad terminará por debilitar a la delincuencia organizada. “Se llegó a estos extremos [de violencia] porque se abandonó al pueblo; ni siquiera se pensaba que la violencia era el fruto podrido de la política de pillaje que impusieron”.

Expuso que la estrategia integral ante la violencia consiste en generar bienestar para la sociedad; acabar con la corrupción; terminar con la complicidad entre la autoridad y la delincuencia; actuar de manera coordinada entre las instituciones de seguridad; que se atienda el problema de manera permanente; garantizar mayor presencia de la Guardia Nacional; combatir el consumo de drogas, y que se fortalezcan valores en lo cultural, en lo moral y en lo espiritual.

“Esta estrategia no pone por delante el uso de la fuerza. No debe enfrentarse la violencia con la violencia. Eso es lo que ha causado discrepancias. Son enfoques distintos. La nuestra es una estrategia integral que tiene como eje el bienestar.”

Con respecto de la masacre cometida contra integrantes de la familia LeBarón aseguró que “no hay ningún límite, ningún obstáculo, nada que impida que se haga una investigación a fondo, porque no hay intereses creados”.

Zósimo Camacho

 

Leave a Reply