Autor:

Uno de los sectores más pobres del país ha sido afectado por los manejos administrativos de la administración anterior, encabezada por Enrique Peña Nieto. Se trata de 5 mil 154 millones 839 mil pesos, destinados a la entonces Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) –hoy Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader)– y de los cuales la Auditoría Superior de la Federación (ASF) no encontró rastro.

Y es que el Informe individual del resultado de la fiscalización superior de la Cuenta Pública 2018, elaborado por la ASF, precisa que la Sagarpa careció de un programa anual de trabajo para constatar la entrega de apoyos a 52 mil 311 personas. El máximo órgano de fiscalización del país indica que se “desconoció el destino final” de los 5 mil 154 millones 839 mil, correspondientes a los componentes de Acceso al financiamiento, Activos productivos y agrologística, Desarrollo Productivo del Sur Sureste y Zonas Económicas Especiales, y Riesgo compartido, ejercidos en el periodo 2014-2018.

Por lo anterior, la ASF solicitó la intervención del Órgano Interno de Control en la Secretaría para investigar el destino de los recursos millonarios. Además, la Cuenta Pública 2018 da cuenta de 19 mil 428 subsidios duplicados (de un universo revisado de 41 mil 867 subsidios), lo que representó el 46.4 por ciento de la muestra auditada.

Las irregularidades se cometieron no obstante que los mismos análisis oficiales de las administraciones de Peña Nieto –como presidente de México–, y sus correligionarios priístas Baltazar Hinojosa Ochoa, José Calzada Rovirosa y Enrique Martínez y Martínez, al frente de la Sagarpa, daban cuenta de la pobreza en la que subsisten millones de campesinos.

Muestra de ello es que el Programa Sectorial de Desarrollo Agropecuario, Pesquero y Alimentario (PSDAPA) 2013- 2018 indica de que en el país existen más de 5.3 millones de unidades económicas rurales, “de las cuales 3.9 millones se caracterizan por ser de subsistencia o con limitada vinculación al mercado y presentan ingresos anuales netos menores a 17 mil pesos; 442 mil 400 unidades económicas rurales se encuentran en transición, dejando de ser de subsistencia para incursionar al mercado y registrar ventas anuales promedio de 73 mil 931 pesos”.

Érika Ramírez

 

Leave a Reply