Autor:

En México se han registrado 11 asesinatos contra periodistas este año, mientras que de 2006 a 2018 se registraron 97 comunicadores asesinados. Sólo ocho de esos casos se han resuelto, afirmó Moez Chakchouk, subdirector general de comunicación e información de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Durante la inauguración del Seminario Internacional para poner Fin a la Impunidad de los Crímenes contra Periodistas en América Latina –realizado por la UNESCO en colaboración con el gobierno de México–, Chakchouk declaró que el 26 por ciento de periodistas asesinados en los últimos 5 años (127 muertos) pertenecían a América Latina y el Caribe.

“La mayoría murió en zonas donde no había ningún conflicto armado, sino que fueron asesinados por investigar crímenes relacionados con corrupción, tráfico de drogas y violaciones a derechos humanos”.

En el ranking mundial de asesinatos contra periodistas por realizar su labor, México ocupa el número siete (y es el primero en la región) y Brasil se posiciona en el puesto 10; lo que demuestra que “practicar el periodismo en América Latina es altamente peligroso”, señaló la periodista María Teresa Ronderos, directora del Programa de Periodismo Independiente del Open Society Institute.

Agregó que “es muy barato matar a un periodista: no dejan que hablen del tema que quieren silenciar y se acaba el problema”. Por su parte, Ricardo Trotti –director ejecutivo de la Sociedad Interamericana de Prensa– indicó que la impunidad existente en los casos de asesinatos a periodistas debe empezar a generar conciencia dentro de los miembros de los medios de comunicación, para afianzar la unidad y solidaridad en la búsqueda de la justicia.

“Cuando los periodistas se unen en varios países para investigar los casos de asesinatos se eleva el costo de matar a un periodista”. De esa forma proceden las denuncias y las acciones para frenar la impunidad, explicó la periodista Ronderos.

Para Trotti, las organizaciones son clave en la lucha contra la impunidad, ya que ayudan a la búsqueda de la justicia al solicitar que los casos sigan siendo investigados, asimismo agregó que las “soluciones amistosas” ayudan a hacer un seguimiento claro para demandar a los Estados soluciones para prevenir, evitar y solucionar los crímenes contra periodistas.

Referente a ello, Chakchouk declaró que la UNESCO está haciendo un llamado a la justicia de América Latina y el Caribe para romper el ciclo de asesinatos contra comunicadores.

En el Seminario, Martha Delgado –subsecretaria para Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de la Secretaría de Relaciones Exteriores– afirmó que el combate a la violencia e impunidad contra periodistas en un tema prioritario para el país.

Es por ello que México se encuentra trabajando con la Oficina de la Alta Comisionada de la Organización de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos y, de manera bilateral, con Reino Unido y Noruega para el diseño de políticas públicas que lleven al país a cumplir los estándares internacionales para la prevención, procuración de justicia, reparación del daño y no repetición de actos violentos, aseguró la funcionaria.

“Se necesita trabajar con los poderes Legislativo y Judicial y con los niveles estatal municipal para garantizar el fin de la violencia que existe en el país y que impacta de manera importante en la labor de los medios de comunicación y periodistas”, agregó la subsecretaria Delgado.

Indra Cirigo

 

Leave a Reply