lunes 6, julio 2020

Autor:

De la deuda que Petróleos Mexicanos contrajo en 2018, el último año del gobierno de Enrique Peña –por más de 500 mil millones de pesos–, las subsidiarias Pemex Perforación y Servicios, Pemex Transformación Industrial y Pemex Logística realizaron disposiciones por concepto de arrendamiento financiero de equipos de perforación de pozos petroleros terrestres y de plataformas, revela el informe de la Auditoría Superior de la Federación.

Detalla que en total, para este fin se destinaron 2 mil 189 millones 553 mil pesos, monto que equivale al 0.4 por ciento de la deuda adquirida el año pasado por la petrolera.

De acuerdo con el informe presentado este día por la ASF, el destino del resto de dinero fue el siguiente: 241 mil 422 millones 466 mil pesos (47.1 por ciento) se le entregaron a la subsidiaria Pemex Exploración y Producción, refieren las “Cédulas de Asignación de Recursos Financieros” de la Gerencia de Financiamientos e Inversiones;  mientras que al Corporativo de Pemex se le asignaron 269 mil 448 millones 900 mil pesos (52.5 por ciento), con base en los “Reportes de Recursos Financieros no Asignados”.

Nancy Flores