Autor:

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Crescencio Sandoval, relató esta mañana que el caso Culiacán inició el 2 de abril de 2019, cuando la Corte Federal de Columbia giró la orden de captura contra Ovidio Guzmán López, por su presunta participación en el trasiego de metanfetaminas y fentanilo, droga que destacó por la crisis de los opioides que padece Estados Unidos.

En su cronología de hechos, indicó que el 13 de septiembre las autoridades estadunidenses solicitan formalmente a México la detención con fines de extradición. Para el 25 de septiembre, la Fiscalía General de la República pide la orden de detención a un juez y ese mismo día se concede.

Para el 7 de octubre, la Guardia Nacional inicia las labores relativas al operativo; el día 8, envía un oficio de colaboración a la Sedena; el 9, se tiene el primer informe sobre los movimientos de Guzmán López y su círculo de seguridad; el 10, la Sedena pide a la Guardia Nacional el primer informe del seguimiento a Ovidio, el cual entregan al siguiente día.

Ya para el día 17 , a las 13 horas, la Guardia Nacional acude a la Fiscalía a presentar su informe en la Ciudad de México, al tiempo que en Culiacán se inician los preparativos para la detención; a las 15 horas observan el arribo de Ovidio Guzmán a la casa de seguridad donde se desarrolla el operativo.

A las 15:50 horas concluye la presentación del informe en la Ciudad de México y a esa misma hora empiezan las agresiones. A las 19:49 se ordena la cancelación del operativo y el retiro.

Nancy Flores