Autor:

En términos bélicos, “ninguna organización delictiva, por más pertrechada que esté, es más poderosa que el Estado mexicano”, afirmó esta mañana el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo. Al presentar la relatoría del caso Culiacán-Ovidio Guzmán López, dijo que habría sido fácil recurrir al exterminio y el gobierno habría ganado, ello en clara referencia al Cártel de Sinaloa.

No obstante, en la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador, el secretario indicó que el costo de enfrentar las amenazas del Cártel de Sinaloa durante la fallida detención del hijo del narcotraficante Joaquín Guzmán Loera habría sido muy alto. Destacó que en este asunto no hubo una sola recomendación de derechos humanos contra las instituciones y que eso se tiene que registrar.

Durazo reconoció que el operativo falló y aceptó las críticas que se han hecho, pero, dijo, éstas no deben ser respecto de la estrategia en general. También criticó que el actual poder del crimen organizado y los territorios que controlan sólo se puede entender por la connivencia y la corrupción de las propias autoridades. Al respecto, subrayó que la corrupción ya es delito grave y se castigará a quienes incurran en ella.

Durazo también se refirió a la estrategia contra el narcotráfico, que ya no es el modelo que se siguió en el pasado con una confrontación que dejó saldos en la sociedad muy graves por la violencia generalizada que se padece en el país.

Nancy Flores