Autor:

Entre 2015 y 2019, el SAT no sólo condonó impuestos a grandes contribuyentes, sino que también les redujo multas por incumplimientos. Entre las beneficiadas destacan Grupo Modelo, Movistar, Scotiabank, Coppel y Banorte. La baja en las penalizaciones ascendió a 6.8 mil millones de pesos y en la lista de los 45 también figuran BBVA, Sabritas, Ford, Huawei, Hewlett-Packard y Grupo Iusacell

Diez empresas que lograron condonaciones fiscales entre 2015 y 2019 también fueron beneficiadas con reducciones millonarias de multas durante los últimos 2 años, revela información del Servicio de Administración Tributaria (SAT) a la que Contralínea tuvo acceso.

Además, otras 35 empresas consiguieron que les disminuyeran las penalizaciones por incumplimientos en sus deberes tributarios. En  total –entre enero de 2018 y junio de 2019–, el SAT redujo 6 mil 875 millones 463  mil 119 pesos a las multas de 45 grandes contribuyentes.

De este monto, 4 mil 960 millones 391 mil 718 pesos corresponden a 35 personas morales que no figuran en la lista de las beneficiarias por condonación de impuestos; y 1 mil 915 millones 71 mil 401 pesos, a las 10 que fueron doblemente beneficiadas.

En el primer gran grupo se encuentran, por ejemplo, BBVA (antes BBVA Bancomer), Sabritas, Ford, Huawei, Hewlett-Packard y Grupo Iusacell. Mientras que en el segundo figuran Grupo Modelo, Movistar, Scotiabank, Coppel, Banorte.

Las reducciones

La información del SAT a la que este semanario tuvo acceso y los datos revelados por la organización Fundar descubren que en la lista de las doblemente benficiadas, por ejemplo, está la Cervecería Modelo de México, S de RL de CV. Ésta obtuvo una condonación de deuda por 352 millones 944 mil 228 pesos, de acuerdo con la base de datos del SAT publicada por Fundar. Pero también un monto aún mayor –572 millones 803 mil 752 pesos– correspondiente a cuatro reducciones de multas, ocurridas en junio de 2018.

En la lista de las 10 también se encuentra Pegaso PCS, SA de CV, más conocida como Movistar, que recibió una condonación de 2 millones 499 mil 503 pesos. Y, de forma adicional, esta empresa proveedora de servicios de telefonía móvil se benefició con una reducción equivalente a 544 millones 297 mil 459 pesos en diciembre de 2018. Movistar es subsidiaria de la multinacional española Telefónica, SA, y es una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del mundo.

Scotiabank Inverlat, SA, recibió una condonación por 99 millones 465 mil 430 pesos. Este banco de origen canadiense obtuvo una reducción de multas en junio y octubre de 2018 por un total de 373 millones 192 mil 414 pesos.

Coppel, SA de CV, la cadena mexicana multimillonaria de tiendas que venden productos a crédito, recibió una condonación por 3 millones 455 mil 52 pesos. En diciembre de 2018 también se benefició con una reducción de multas por 135 millones 751 mil 856 pesos.

El Banco Mercantil del Norte, SA, más conocido como Banorte, recibió una condonación por 172 millones 854 mil 71 pesos. Además obtuvo una reducción de multas por 15 mil 455 millones 204 pesos.

Para este trabajo, Contralínea solicitó entrevista con estas cinco empresas y sólo contestó Telefónica, por el caso de Movistar: “En Telefónica actuamos con transparencia y responsabilidad fiscal en la gestión de nuestro negocio. Mediante el pago de impuestos, nos comprometemos con la sostenibilidad fiscal de las sociedades en las que se desarrolla nuestra actividad”.

“En cualquier diferencia que hayamos tenido con el SAT procedemos conforme a la ley y en ningún caso han existido condonaciones de impuestos ni beneficios fiscales. En su caso, reducciones de multas o penalizaciones de acuerdo con el artículo 74 del Código Fiscal de la Federación, y no dejan de ser procedimientos técnicos totalmente alineados con los estándares internacionales”, compartió la compañía vía correo electrónico.

Scotiabank sólo señaló que la solicitud se encuentra en proceso de validación y Grupo Modelo explicó que sobre este tema en particular “no se harán declaraciones”. Coppel y Banorte no respondieron.

Otras cinco empresas más que recibieron este doble beneficio son: Heliservicio Campeche, SA de CV; Banco Interacciones, SA; Arnecom, SA de CV; Hella Automotive México, SA de CV; y Banco Invex, SA. En suma recibieron condonaciones por 87 millones 599  mil 212 pesos y una reducción de multas por 270 millones 570 mil 716 pesos.

Beneficios que perpetúan la desigualdad

En entrevista, Carlos Brown Solá –coordinador del programa Justicia Fiscal en Fundar– explica que los beneficios fiscales “fueron utilizados como una herramienta política, sistemática, para beneficiar a un grupo muy pequeño de la población”.

Agrega que aunque este tipo de beneficios, como el caso de las condonaciones, deberían ser para todos los contribuyentes que reúnan los requisitos, muy pocos lo alcanzan en México. “Quienes terminan accediendo son quienes cuentan con el apoyo legal para poder hacerlo. Es decir, quienes pueden pagarse esa ayuda fiscal. Suelen ser personas de altos ingresos, que la contabilidad se las lleva un despacho, que cuentan con todo un andamiaje alrededor”.

El también maestro en economía por el Colegio de México y especialista en temas de desigualdades, economía política, fiscalidad, género y políticas públicas comenta: “Esto tiene implicaciones serias porque es el Estado reproduciendo desigualdades económicas en México. Y además las sostiene. Condonar impuestos es el equivalente a que te suelten ese dinero y no lo pagues: se entrega de manera virtual”.

Añade que hay indicios para sostener que esta dinámica de beneficios es sistemática: “Supimos que había contribuyentes que se habían beneficiado tanto por la amnistía de 2007 como por la de 2013. En teoría eso no debe pasar: si te perdonaron una vez no tienen por qué perdonarte una segunda vez. Condonabas una y otra vez, sin cuestionar si esas empresas ya se habían beneficiado de una amnistía masiva”.

Respecto a la nueva gestión, opina: “Yo creo que el nuevo gobierno tiene muy buenas intenciones en el lado de las condonaciones. Pero sí falta que sea mucho más claro y específico sobre qué van a hacer respecto a las cancelaciones y sobre los casos especiales de las condonaciones”.

Por su parte, Arturo Pérez Robles, abogado especialista en derecho fiscal y derecho corporativo, opina que las condonaciones fueron una “herramienta útil” en casos de desastres naturales en los que una forma de ayudar a las regiones afectadas era condonar los impuestos por un año.

“Desde mi perspectiva la facultad debe permanecer como una facultad del presidente pero ceñida a casos de una afectación regional o general. (De lo contrario) el día de mañana es ponerte los lazos en la mano. No sabes si vas a tener una situación en la que sea afectada una ciudad o un Estado”, comenta el también profesor de la Universidad Panamericana.

Explica que también existía una razón “práctica” aunque criticable: recaudar un porcentaje es más rápido y efectivo. “A algunos gobiernos, para llenarse de recursos, se les hacía muy fácil decir: Si el asunto está en proceso, yo te doy a ti, contribuyente, la posibilidad de que me pagues un porcentaje y lo demás te queda condonado”.

Transparencia o protección de información

Desde 2015, Fundar inició un litigio para que la información relativa a las condonaciones sea pública. Aunque esta organización ya ha publicado las bases de datos que recibió del SAT, Carlos Brown opina que debemos “empezar a empujar la transparencia tributaria aún más allá”.

Opina que México está “en pañales” a nivel de recaudación. “Una vez que empecemos a abrir esto vamos a ver que tenemos un problema serio con las finanzas públicas de este país. Quien dice que paga, realmente no es el que paga. Y esto es fundamental para empezar a tener un debate en serio, sobre la situación fiscal de este país, que es, a todas luces, insostenible”.

Con una postura diferente, el abogado Arturo Pérez Robles señala que “el derecho a la información no debe ser totalmente ilimitado: tiene que tener un límite cuando afecta a la seguridad personal”.

Explica que el derecho constitucional para guardar, en secrecía, los datos relativos o vinculados con la contabilidad es tanto para personas morales, empresas, como para personas físicas. Considera sin embargo, que para estas últimas el riesgo es mayor: cualquiera que sepa el monto condonado, sabe que esa persona debe tener más disponible.

Por otro lado, recientemente Fundar hizo un llamado para que el Poder Judicial garantizara “el principio de máxima publicidad consagrado en el artículo sexto Constitucional, mediante la apertura de información pendiente respecto a los 201 contribuyentes amparados”. El monto condonado a estas personas, físicas o morales, asciende a 101 mil 443 millones de pesos y corresponde a los años entre 2007 a 2015.


Marcial Yangali

[INVESTIGACIÓN] [CAPITALES] [SEMANA]