Autor:

El desempleo es uno de los indicadores que reflejan la llamada brecha de género, pues es más altos entre las mujeres, con un 18 por ciento, frente a un 8 por ciento en los hombres; mientras que el empleo informal muestra que en el caso de las mujeres aumentó de 31 por ciento a un 34.3 por ciento, señala un estudio del Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP).

El análisis también destaca que en México existe la peor brecha salarial de género de Latinoamérica, ya que el salario promedio de las trabajadoras con jornada completa es de 5 mil 29 pesos frente a 5 mil 825 que de los trabajadores, como lo dieron a conocer un estudio de la organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza y la revista Forbes.

Según esa organización, “las mujeres perciben ingresos menores y durante el año deben trabajar hasta 35 días más para igualar el salario de un hombre. Esta diferencia salarial viola la norma de trabajo igual, salario igual, del derecho al trabajo digno y es una de las principales formas de discriminación contra las mujeres que se producen en el mundo laboral”.

El estudio del CESOP denominado Lenguaje incluyente, paridad de género y situación laboral en México indica que la ONU Mujeres ha advertido que, en América Latina y el Caribe, 54 por ciento de las mujeres tienen un empleo informal. “Ellas trabajan a diario o en jornadas extendidas, cuentan con los salarios más bajos y muchas veces carecen de condiciones seguras ante riesgos de acoso sexual”.

Con respecto al salario mínimo en el país, el CESOP apunta que en la zona libre de la frontera Norte –que comprende los municipios de Baja California, 11 de Sonora, ocho de Chihuahua y Coahuila, respectivamente, uno de Nuevo León y 10 de Tamaulipas– es de 176.72 pesos. En el resto de la nación, es de 102.68 pesos.

Viridiana García