Autor:

Legisladores exhortaron al gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles Conejo, y al fiscal de ese estado, Adrián López Solís, para que libere a los indígenas purépechas José Antonio Arreola, José Luis Jiménez y José Gerardo Talavera, integrantes de la comunidad de Nahuatzen, quienes fueron encarcelados el año pasado.

A través de una carta, María Teresa Mora Covarrubias –presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso michoacano–, la senadora Nestora Salgado García y los diputados Reginaldo Sandoval Flores, Francisco Javier Huacus Esquivel, Brenda Fabiola Fraga Gutiérrez, Lucía Riojas Martínez y Mary Carmen Bernal Martínez pidieron reconocer la inocencia de los indígenas, ya que están siendo injustamente privados de su libertad desde noviembre de 2018.

“Durante estos 10 meses de encarcelamiento, en el proceso judicial no se ha presentado ninguna prueba de su culpabilidad; ni siquiera se ha podido demostrar que los hechos de los que les acusan verdaderamente ocurrieron: la parte acusatoria ha caído constantemente en contradicciones demostrando la falsedad de las acusaciones”, expresaron.

Los legisladores explicaron que José Antonio Arreola y José Luis Jiménez formaban parte del Concejo Ciudadano Indígena de Nahuatzen y se encargaban de defender los derechos humanos de su comunidad, junto con José Gerardo Talavera, quien los apoyaba rentándoles una casa.

Agregaron que el encarcelamiento de los concejales implicó una acción intimidatoria para su ejercicio de la autonomía como pueblo indígena purépecha y el sueño comunitario, así como fue una muestra de intimidación y hostigamiento político hacia quienes defienden los derechos humanos y  de los pueblos indígenas.

Viridiana García