Autor:

María Antonia Melo perteneciente, del Colectivo BUSCAME, denunció que las autoridades han sido omisas y negligentes en su deber de buscar a los desaparecidos.

Como ejemplo está el caso de su hermano Matusalén Melo Cadena, desaparecido forzadamente durante el gobierno de Felipe Calderón (junto con Jesús Gonzalo Sainz Inzunza, Florencio Romero Meléndez y Fausto Moisés Morales Bello) por elementos de la policía municipal de Torreón, Coahuila.

La activista afirmó que a pesar de que a lo largo de esta década ha dado seguimiento y aportado información para dar con el paradero de su hermano y compañeros, así como de los perpetradores, las autoridades han sido omisas y negligentes. Además de que nadie los ha buscado considerando la posibilidad de que estén vivos.

Asimismo, denunció que el excoordinador de secuestro de Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), Gualberto Ramírez, durante una reunión le comentó: “para qué lo busca, de seguro está en las fosas que encontramos en San Fernando” (Tamaulipas). En otro momento le dijo que no quería molestar a los policías involucrados pues “somos compañeros”.

Melo también tuvo reuniones con el subprocurador Eber Betanzos Torres para tratar de empujar las investigaciones, sin embargo los avances fueron “raquíticos”.

Aseguró que por las omisiones de SEIDO se perdieron evidencias y, ante su exigencia, declinaron competencia sin notificarle, además de que el ministerio público bloqueó su número para no recibir llamadas ni mensajes.

De igual modo, por medio de una carta pública aseguró que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador no refleja en la práctica su compromiso con las personas desaparecidas ni con las familias de los desaparecidos.

“Pareciera que la 4T no nos incluye: no avanzan las investigaciones, las búsquedas tampoco, siguen los amiguismos, permean los nombramientos oficiales encargados de atender a las víctimas; somos decenas de miles de familias con la misma demanda y con los mismos no resultados”.

Reportó que, en una reunión con la fiscal de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la República, le comentaron que “al parecer el tema [de las desapariciones] no es prioritario para esta administración”.

Aunque la Fiscalía Especializada en Investigación del Delito de Desaparición Forzada lleva varios cambios de titular, Melo afirmó que los vicios siguen siendo los mismos. “Cómo esperar un cambio si el discurso y las excusas vienen desde los jefes y se siguen repitiendo hasta la menor escala. Pareciera que la orden es la misma: no buscar, no encontrar y no investigar”.

Indra Cirigo