Autor:

“Acerca de que si se demostró debilidad del Estado [con la liberación de Ovidio Guzmán], eso es más que nada una conjetura de los expertos, sobre todo de nuestros adversarios. Los conservadores no van a estar contentos con nada y van a estar siempre cuestionándonos. No tenemos duda de que fue la mejor decisión”, indicó el presidente Andrés Manuel López Obrador esta mañana en su conferencia desde Oaxaca.

Agregó que el poder no es prepotencia, no es violencia, es humildad, y sólo tiene sentido cuando se pone al servicio de los demás. “Yo encabezo un gobierno civilista, no es una dictadura militar ni un gobierno civil con afanes autoritarios. Cuesta trabajo que esto se entienda pero los hechos, además ya se probó [la violencia y el uso de la fuerza] y resultó un rotundo fracaso”.

Agregó que esa política autoritaria de la razón de Estado causó miles de muertos: más de 1 millón de víctimas. Nosotros no vamos a seguir con eso. No queremos la guerra”.

Rechazó que con la liberación de Ovidio Guzmán, presunto líder del Cártel de Sinaloa, se fortalezca el crimen organizado. “¿Cómo se va a fortalecer una organización que usa la violencia?, no tiene autoridad moral”.

El mandatario reiteró que fue el Gabinete de Seguridad de manera colegiada de liberar al presunto capo para evitar la masacre.

Nancy Flores