Autor:

“Fue evidente que hubo toda una movilización en Culiacán: tomaron las casetas, se desplegaron grupos por toda la ciudad y en municipios del estado como El Fuerte”, respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la pregunta de en qué términos amenazó el Cártel de Sinaloa al gobierno y a la sociedad para que se decidiera dejar en libertad a Ovidio Guzmán, hijo del capo Joaquín Guzmán Loera.

Respecto de si esa liberación no es un mensaje de impunidad, el presidente señaló que no. “Le mando un mensaje al pueblo de México: no hay impunidad porque no hay contubernio. Lo de ayer fue una situación en la cual se valoró que se tenía que proteger la vida de los ciudadanos, que es lo más sagrado, pero no existe asociación delictuosa entre autoridad y delincuencia en este caso”.

Agregó que hicieron bien los mandos del Gabinete de Seguridad que tomaron esa decisión, en claro respaldo a la liberación del presunto líder del Cártel de Sinaloa.

En su conferencia de prensa desde Oaxaca, el presidente López Obrador también se refirió a la masacre del 16 de junio de 2016 en Nochixtlán. Al respecto, aseguró que su gobierno no reprimirá nunca al pueblo y que está abierta la investigación en torno a esos hechos, pero le corresponde a la Fiscalía General de la República resolver el tema.

Nancy Flores