Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció esta mañana que su gobierno detuvo y luego liberó al hijo de Joaquín Guzmán Loera, Ovidio Guzmán, para preservar la vida de los habitantes de Culiacán.

En su conferencia de prensa de esta mañana desde Oaxaca, advirtió que esa decisión se tomó para evitar una masacre. También indicó que la decisión le fue comunicada por el Gabinete de Seguridad la tarde de ayer y que él la respalda.

“Lo he dicho una y mil veces: nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho. No es fácil porque se dejó avanzar mucho el problema”, indicó en relación a la crisis de violencia que padece México. También rechazó regresar a una confrontación directa con los cárteles por las muertes que esto provocó ya en el pasado.

Nancy Flores