Autor:

El sistema del Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) no está hecho para la sociedad en general, señaló Ana Cristina Ruelas, directora de Artículo 19 México. Junto con otros expertos, indicó que hace falta un acercamiento del Inai con los ciudadanos para que se cumpla de manera efectiva el derecho al acceso a la información pública.

“El sistema está hecho para la sociedad de la información y esta sociedad somos los que tenemos acceso a internet […] ¿qué pasa con aquellos que están fuera de la brecha digital, quienes no pueden acceder a la Plataforma Nacional de Transparencia, quienes no saben quien es el Inai?”, manifestó Ruelas durante un foro en el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

Agregó que el gran reto del Inai es promover el derecho de acceso a la información y acercar ésta a la gente, ya que, dijo, “el sistema está hecho para que nosotros nos acerquemos a la información y no para que esta se acerque a nosotros […] este órgano debe permitirle a los ciudadanos formar parte de aquella sociedad de la que hoy se encuentra excluida”.

Añadió: “desgraciadamente, el sistema fue creado manteniendo esta exclusión, entonces ahora debemos pensar en cómo revertir el sistema para que los que se encuentran en una situación de vulnerabilidad tengan un acercamiento con la información, porque esta puede cambiar la vida de las personas. Es muy fácil gobernar solo a algunos y no a aquellos que tienen las mayores necesidades de información”.

Por su parte, Mauricio Merino Huerta indicó que “lo fundamental es el acceso a la información pública”. El investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas consideró que, “en efecto, la transparencia es un atributo”, y por ello se debe lograr el “acceso accesible” en todas sus dimensiones y no abandonar la exigencia de obtener información que no sea “confusa, tramposa e inútil”.

La coordinadora del Centro de Investigación y Estudios de la Comisión de Derechos Humanos de Coahuila, Leonor Gómez Barreiro, expresó que se requiere que los órganos garantes de acceso a la información se acerquen más a las instituciones educativas con la finalidad de que se conozca el trabajo y el desempeño de estos órganos, puesto que hay incluso estudiantes que no saben cuál es el rol que juegan estos.

Subrayó que uno de los desafíos del Inai es “el cómo vamos a vencer que el ocultamiento de información sea una práctica bien vista y se tome como un atributo positivo que atañe a los más abusados, el cómo mutamos al desarrollo de una cultura de integridad desde las instituciones educativas donde también los órganos garantes puedan promover esta conexión”.

Ante ello, Jaime Hernández Colorado, coordinador ejecutivo del Programa Interdisciplinario de Rendición de Cuentas (PIRC-CIDE), destacó que el Instituto Nacional “tiene la misión de voltear la cara hacia lo que tiene pendiente que es la formación de capacidades ciudadanas y formación de cultura de la transparencia”.

Exhortó a que se elabore una “estrategia nacional de formación de capacidades ciudadanas” que incorpore temas básicos como el uso de la información pública para la exigencia ciudadana, mecanismos institucionales para la participación de la sociedad y el ejercicio de derechos, vigilancia ciudadana para el combate a la corrupción, información de fiscalización, cultura de la transparencia y rendición de cuentas.

Para la cual pidió convocar a los órganos garantes de transparencia de todo el país, a las universidades públicas de las entidades federativas, con la finalidad de que se involucren desde la vertiente de capacitación y formación, y a los sistemas estatales anticorrupción para ampliar los alcances y potenciar las acciones.

Además, expuso que se deben plantar espacios de capacitación que sean abiertos y generen vínculos de colaboración entre todos los grupos convocados a la estrategia, en donde se capacitará a los actores mencionados con la finalidad de que adquieran los mismos conocimientos. Estos actores son las Organizaciones de la Sociedad Civil, agrupaciones profesionales, académicos y los ciudadanos en general.

Hernández Colorado recalcó que se tiene que poner especial énfasis sobre las instancias municipales con menos de 70 mil habitantes, porque, según él, “estos han sido dejados de lado en todos los ámbitos de acción pública en los últimos años”.

El doctor Juan Francisco Escobedo Delgado, miembro del Grupo Oaxaca, afirmó que los primeros que se deben meter a la actualización del Inai son los comisionados: “lo que salga de aquí se lo deben llevar de tarea y construir, yo sé que no pueden estar de acuerdo en todo, pero por lo menos tres o cuatro cosas del elemento duro que sirvan”.

Y ejemplificó: “el otro día estaba calculando que en México debe haber al menos 10 mil personas directamente vinculadas con tareas y funciones públicas relacionadas con el acceso a la información, entonces hay una masa crítica que hay que darle, que hay que alfabetizar, ya tienen instrumentos, ya hay una nueva política de comunicación, derecho a preguntar, pero hay que ir rápido, pronto y con inteligencia, porque el debate lo pueden perder”.

Viridiana García