Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador celebró la salida de Carlos Romero Deschamps del sindicato petrolero y dejó claro que los dirigentes sindicales no pueden seguir siendo potentados.

“Se da el término de un ciclo de un dirigente que tardó bastante tiempo y que ahora hay una nueva realidad, inclusive una nueva legislación, ya tiene que respetarse a los trabajadores para que de manera libre y democrática elijan a sus dirigentes. No debe haber sindicatos de Estado, no puede el gobierno poner o quitar dirigentes como era antes”, asentó.

?En conferencia matutina en palacio Nacional, López Obrador dijo que “celebro lo que sucedió ayer y que haya sido sin violencia, porque en otros casos hay hasta violencia y ahora se está logrando este cambio de manera pacífica”.

Dijo que hay una realidad sindical en la que debe haber libertad sindical, buen uso de los recursos y rendición de cuentas. Se tiene que acabar esa etapa y poner por delante la democracia y la honestidad”.

José Reýez