Autor:

Esta mañana, el presidente Andrés Manuel López Obrador llamó a quienes se encuentran enrolados en actividades criminales a deponer las armas: “No queremos enfrentamientos, no queremos la violencia. Vuelvo a hacer un llamado a que abandonen las armas. No queremos que con la violencia se resuelvan los problemas, hace falta la paz para el país y la vamos a lograr”.

Al referirse al enfrentamiento ocurrido ayer en Iguala, Guerrero, donde 14 civiles y un militar perdieron la vida en un enfrentamiento, el mandatario indicó que se trata de inercias de violencia y que se buscará acabar con ellas. Pero, descartó que se tratara de una razia.

El presidente López Obrador señaló que no sólo en esa zona se reforzó la seguridad sino en todo el país. “Sostengo que van a haber buenos resultados porque lo vamos a hacer con un nuevo paradigma”.

Al respecto, se refirió a la letalidad de las Fuerzas Armadas y dijo que no se regresará a ese modelo, que implica más pérdidas de vidas y que “tiene un afán de exterminó, donde se remata a los heridos, eso –duele decirlo pero es la verdad– se practicó en México”.

El mandatario dijo: “Nosotros no vamos a permitir que se aplique la ley del diente  por diente y el ojo por ojo. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, no se puede enfrentar la violencia con  violencia. Lo podemos lograr atendiendo las causas que generaron la violencia”.

Nancy Flores