Autor:

El presidente de México reconoció que en materia de seguridad no se han logrado todavía los resultados “que se quisieran”. Pero aseguró que pronto se verán los resultados del nuevo paradigma de seguridad en el país.

Con respecto de la emboscada ocurrida el día de ayer en Aguililla, Michoacán, en la que resultaron asesinados 13 policías estatales, el presidente señaló: “Estamos ayudando a las autoridades locales.Vamos a seguir con nuestra estrategia. Estoy optimista, creo que vamos a lograr la paz en el país; vamos a lograr evitar estos hechos violentos”.

Dijo que la aplicación del nuevo paradigma está en proceso. “Vamos avanzando con mucha firmeza, organizándonos. Es una zona violenta y vamos a seguir atendiendo las causas que originan esta descomposición social. Para nosotros es muy importante el que haya bienestar, que se pueda conseguir la paz con justicia”.

Señaló que en el nuevo paradigma también se contempla la protección “con eficiencia” a los ciudadanos. Dijo que para ello se creó la Guardia Nacional, la cual ya tiene “buena coordinación con los estados”.

Dijo que su gobierno está empeñado en evitar que la autoridad se mezcle con la delincuencia, “procurando que no haya contubernio y que las bandas de delincuentes no tengan protección de las autoridades. Yo quisiera que se avanzara más. Para esto trabajamos todos los días”.

Adujo que el problema de la inseguridad es resultado de las estrategias equivocadas de los sexenios pasados. “Lo dejaron crecer mucho, avanzó mucho y hubieron estrategias, ya lo hemos visto, equivocadas, queriendo enfrentar la violencia con la volencia y todo lo que ya sabemos que ha sido errático y muy doloroso”.

Zósimo Camacho