Autor:

La ética periodística debe ser el primer mecanismo de regulación para este gremio, porque entre más profesionales, más éticos y más rigurosos sean los reporteros, más se reduce el riesgo, explicó el periodista Gerardo Albarrán de Alba.

Aseguró que “como periodistas tenemos la obligación de señalar y exhibir a los colegas corruptos, porque quien se vende por un chayo pone en riesgo la vida de los periodistas éticos”. Ello, porque la sociedad ya no logra distinguir quién es ético y quién no lo es, y la agresión acaba siendo generalizada.

En la conferencia “Mecanismos de protección en el ejercicio periodístico” –organizada por la agencia AUNAM, en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales–, Albarrán de Alba señaló que el mecanismo no es una cápsula impenetrable de inseguridad y que no se le puede pedir eso.

Añadió que el Mecanismo ha sido totalmente rebasado por la violencia que aqueja al gremio periodístico, y que esto evidencia precisamente la simulación que dio origen a su creación, al final del sexenio de Felipe Calderón.

Albarrán de Alba señaló que uno de los problemas es que el Mecanismo está encasillado en una acción reactiva, en vez de crear condiciones para que los periodistas que han sido desplazados puedan regresar a sus lugares de origen y sigan ejerciendo la labor.

Nancy Flores