Autor:

Luis Raúl González Pérez, director de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, informó a través de un comunicado que no buscará la reelección aun cuando organizaciones y sectores sociales, privados y académicos manifestaron la intención de presentar su candidatura. “Lo hago con plena conciencia y responsabilidad, confiado en que mi ausencia en este proceso de elección abra la puerta al diálogo y a la reflexión”.

El todavía ombudsman expresó que honrará la palabra que empeñó al inicio de su gestión, cuando anunció que no buscaría un segundo periodo: “Parecerá raro en un país acostumbrado a ver cómo funcionarios y políticos olvidan sus palabras e incumplen sus compromisos. No es mi caso”.

González Pérez destacó que actualmente “hay un miedo desde las estructuras de poder de incurrir en lo que creen sería una erosión de su capacidad”, lo que ha motivado a que se cuestione y se descalifique a la CNDH, condenando su autonomía, independencia y disenso.

“Hemos llegado al extremo de una desautorización moral dictada por el Ejecutivo hacia la CNDH y su trabajo; la negación sobre investigaciones y recomendaciones en casos graves, como si jamás se hubieran hecho.”

Ante ello, subrayó que el organismo no ha sido opositor o contrario a los fines del Estado, y recalcó que el objetivo siempre ha sido el de vigilar y estar alerta ante “posibles atropellos” y estar comprometido con la lucha contra la ilegalidad, la exclusión y la desigualdad.

González Pérez agregó que “los mexicanos deben de seguir contando con la posibilidad de acudir a una instancia independiente de gobiernos y autoridades que atienda de manera objetiva, imparcial y profesional las denuncias que hagan de los abusos de poder que sufran, para reivindicar sus derechos y reparar los daños que hayan sufrido”.

Añadió que el reto es la consolidación de la autonomía de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, el cual podrá lograrse si el Senado de la República logra sentar las bases durante este proceso de elección, en favor de las víctimas.

Viridiana García