Autor:

Cada año, más de 300 mil niñas y adolescentes siguen dando a luz como consecuencia de la falta de una educación integral en sexualidad, carencias en el acceso a servicios de salud sexual y reproductiva, uniones tempranas y, en general, como resultado de la falta de proyectos de vida y limitaciones para que tomen decisiones informadas y responsables con respecto a su cuerpo y los asuntos que les atañen, alertó Save the Children.

Para la organización internacional, son particularmente preocupantes los embarazos de niñas menores de 15 años, los cuales están vinculados con posibles casos de abuso sexual y una deficiente aplicación de la NOM 046, norma del sistema de salud especializada en la atención de violencia familiar, sexual y de género.

En un comunicado, Save the Children manifestó que “si bien existe una reducción del 8.4 por ciento en la tasa de nacimientos en mujeres menores de edad”, aún es alarmante la persistencia de embarazos a temprana edad, que “refleja el constante incumplimiento de los derechos humanos de niñas y adolescentes”.

Aunado a ello, aseguró, se encuentra la persistencia de uniones tempranas en el país. En 2015 se registraron más de 300 mil uniones informales de menores de 18 años de edad de las cuales casi el 80 por ciento eran niñas o adolescentes unidas con personas entre 5 y 30 años mayores que ellas.

“Tanto los embarazos como las uniones tempranas encuentran sus raíces en las profundas desigualdades de género. Como consecuencia muchas de ellas dejarán los estudios, accederán a trabajos precarios, vivirán mayor violencia en sus hogares y es probable que repitan el ciclo de pobreza. Es urgente que entre sociedad y gobierno trabajemos para cambiar las normas de género, para no normalizar prácticas nocivas y para promover que las niñas estén empoderadas, terminen con sus estudios y prosperen en igualdad de condiciones que los hombres”, declaró Nancy Ramírez, directora de Incidencia Política de Save the Children en México.

Por ello, la organización llamó al Estado mexicano a actuar con urgencia para salvaguardar los derechos de las niñas y las adolescentes frente a la violencia de género y prácticas nocivas, a través del fortalecimiento de los mecanismos de protección especial derivados de la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y de la reparación y restitución de derechos tal como lo establece la Ley General de Víctimas.

Save the Children también exhortó a la sociedad en general para que se una a su campaña en redes sociales #SerNiñaEnMéxico, y contribuya activamente con el empoderamiento y desarrollo pleno de todas las niñas y adolescentes del país.