Autor:

Estudiantes de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENHA) realizaron una  “toma” simbólica de la Secretaría de Cultura la tarde de este jueves, en exigencia de mejores condiciones laborales y estudiantiles, así como  la asignación de mayor presupuesto para la institución educativa.

Asimismo, acusaron el cumplimiento parcial del pliego petitorio entregado en 2018 a las autoridades de la Escuela dependiente del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Y es que, aunque el presupuesto asignado para este 2019 pasó de 14 millones a 28 millones de pesos, los recursos no han sido transparentados, denunciaron miembros de la Asamblea General ENAH.

La Asamblea, la comunidad estudiantil y académica instaron a la Secretaría a incrementar los recursos públicos a la ENAH para que se sostenga la ampliación de la matrícula, pues su presupuesto “alcanza cada vez menos”.

Los más de 20 millones de pesos que exigieron los estudiantes se deberían distribuir en la mejora de las instalaciones, la construcción de un comedor estudiantil, bebederos y una alerta sísmica, así como para culminar la construcción del edificio de posgrado, el cual lleva aproximadamente una década en obra negra. Asimismo, señalaron que el salario de la planta docente no ha sido aumentado: siguen en la precariedad laboral.

Las miembros de la Asamblea se dijeron conscientes de la política de austeridad de la actual administración, por lo que saben “no se trata de pedir presupuesto de manera indistinta”, sino el suficiente para dignificar las condiciones “sin lujos”.

En cuanto a las exigencias en materia de género, la colectiva Mujeres Organizadas ENAH señaló que si bien la Escuela es un espacio donde se tejen y promueven relaciones horizontales, actividades de reflexión y de crítica, en “el cotidiano de su formación” se enfrentan a actos violentos en contra de las mujeres miembros de la comunidad.

La colectiva considera “deplorable” la inacción de las autoridades escolares ante el ambiente de violencia de género que se vive. Por ello exigieron la “instrumentación inmediata” del Protocolo en Casos de Violencia Contra las Mujeres, redactado por alumnas, docentes, trabajadoras y especialistas en género ante la nula existencia de mecanismos similares.

La Asamblea llamó a la Secretaría de Cultura a responder mediante una carta escrita las demandas planteadas por la comunidad estudiantil y promover medidas para enfrentar el futuro de la Escuela encargada de formar antropólogos, historiadores y etnólogos desde hace 80 años.

También exhortaron tanto a  la Secretaría como al Instituto Nacional de Antropología e Historia y al Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura a reconocer y dignificar los espacios del sector cultural, por ser parte fundamental de la investigación de México sobre el patrimonio inmaterial .

La manifestación transcurrió entre consignas como: “Hasta que la dignidad se haga costumbre”, y “la cultura no se vende, se ama y se defiende”.

Jordana González