Autor:

El sociólogo Jorge Gómez Izquierdo alertó que por el racismo, en las escuelas públicas de Cholula (Puebla) los niños de los pueblos originarios, de 7 y 8 años de edad, ya tienen integrado en su mente el complejo de ser inferiores por su aspecto.

El investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) señaló que esto los lleva a realizar prácticas que “realmente le destrozan el corazón al pueblo”, como por ejemplo tratar de blanquearse la piel con la goma de borrar.

El sociólogo resaltó el hecho de que existan y se promuevan cremas faciales que buscan cumplir ese mismo objetivo: aclarar la piel. “Si de eso depende el autoestima y la valoración que podemos hacer los ciudadanos, ahí tenemos un problema muy fuerte”.

Durante su participación en el Primer Coloquio sobre Racismo y sus Expresiones en México –organizado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades de la UNAM–, el doctor Gómez Izquierdo señaló que el racismo es un mensaje arraigado que se va transmitiendo.

Éste, dijo, “les ha marcado a todas las personas en México el color de su piel, pero sobre todo a las mujeres a nivel mundial en cuanto a los parámetros que se exigen de belleza. Ese criterio para ser aceptado y bien tratado llega al extremo de quererse transformar a sí mismo”.

Explicó que este es un dilema que se debe trabajar “con uno mismo” y declaró que “la experiencia que nos ayuda a transformar y superar estos estigmas es constituirnos como sujetos dignos que se den a respetar, y aceptar que también nosotros somos portadores no sólo de poder sino también de belleza, ¿por qué no? Entonces hay que trabajar en ese nivel”.

Viridiana García

 

Leave a Reply