Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que cualquier funcionario del gobierno federal que haga proselitismo, presione o utilice el presupuesto para favorecer a candidatos o partidos tiene que ser sancionado. “No puede trabajar en el gobierno, sería despedido de inmediato”.

En su conferencia de prensa matutina, llevada a cabo en Puebla, el mandatario aseguró: “no vamos a permitir que se use el presupuesto ni que los servidores públicos se entrometan en asuntos de los partidos, es un delito. El fraude electoral, en cualquiera de sus manifestaciones, se ha convertido en delito grave, va a la cárcel sin derecho a fianza”.

Comentó que escribirá una carta a todos los militantes de Morena (Movimiento Regeneración Nacional) para fijar su postura: “luchamos en contra del fraude electoral, lo padecimos y estamos totalmente en contra”.

López Obrador dijo que estas actitudes no tienen nada que ver con la izquierda. “Ser de izquierda es actuar con principios: no mentir, no robar ni traicionar al pueblo. El hipócrita no es de izquierda, es conservador, es de derecha”, comentó.

Érika Ramírez