Autor:

Las Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (FUNDENL) exigió al gobierno de Nuevo León, encabezado por Jaime Rodríguez Calderón –el Bronco–, la búsqueda “seria, profesional y transparente” de sus familiares en el expenal de Topo Chico, recientemente clausurado, con el fin de acabar con su sufrimiento por la inquietud sobre su destino.

“Lamentamos que no se considerara esta acción de búsqueda en vida, antes o durante el proceso de cierre del penal del Topo Chico, acción que nos hubiera dado un poco de certeza a miles de familias que vivimos en la incertidumbre de no saber del paradero de nuestros seres queridos”, expresaron a través de un comunicado.

FUNDENL declaró que por años pidió al gobierno estatal “un censo real de la población de internos en cada uno de los penales mediante registros biométricos y con presencia de familiares de Personas Desaparecidas, con la finalidad de localizar a personas que pudieran haber sido ingresadas con otra identidad en contra de su voluntad”, pero esas solicitudes fueron ignoradas.

Ahora, nuevamente exigen un dictamen pericial, así como el acompañamiento de expertos y familiares de los desaparecidos para la búsqueda de inhumaciones clandestinas en el penal.

También recabar de forma exhaustiva toda la información, registros y documentación necesaria para la investigación en casos de desaparición de personas, la cual deberá ser pública y transparente; y reprobaron al gobierno estatal por su falta de atención: “¡No más simulación en la búsqueda de Personas Desaparecidas en Nuevo León!”

Viridiana García