Autor:

En lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público ha presentado 127 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) por presuntas operaciones con recursos de procedencia ilícita en el sistema financiero mexicano. Éstas involucran a 245 personas morales, 308 personas físicas y 39 servidores públicos.

Los más de 120 casos que la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF)  denunció entre diciembre de 2018 y el 15 de septiembre pasado son por casos confirmados de lavado de dinero, derivados del análisis exhaustivo a los reportes de operaciones inusuales, relevantes y preocupantes que generan los sujetos obligados por las leyes antiblanqueo de capitales.

Datos de la UIF, que comanda Santiago Nieto, revelan que los depósitos presuntamente irregulares ascendieron a 179 mil 205 millones 993 mil 361 pesos, 1 mil 525 millones 833 mil 986 dólares y 117 millones 647 mil 530 euros.

Además, implicaron retiros por 142 mil 450 millones 336 mil 226 pesos, 1 mil 739 millones 183 mil 880 dólares y 29 millones 876 mil 546 euros.

En sólo 9 meses, el gobierno del presidente López Obrador ha hecho más para combatir operaciones con recursos de procedencia ilícita (crimen organizado) que lo hecho por los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, y el priísta Enrique Peña Nieto.

Nancy Flores

 

Leave a Reply