Autor:

Lamento mucho esta situación pero no es mi fuerte la venganza, respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la carta que hizo pública la defensa de la exsecretaria de Estado Rosario Robles, en la que acusa una persecución política y una confabulación de las instituciones del Estado en su contra.

Con un  no enfático, el presidente descartó que se trate de un tema político. “A nadie se le persigue, a nadie se le fabrican delitos. Eso ya pasó al basurero de la historia”.

En su conferencia de prensa de esta mañana desde Mérida, Yucatán, dijo el mandatario que la Fiscalía General de la República es independiente y autónoma. También, que no se pueden detener los procesos judiciales que ya están abiertos y en curso, como los de la FGR y la Secretaría de la Función Pública.

López Obrador señaló que, aunque en el pasado sí se recurrió a la venganza política, no es éste el caso. “Nosotros no actuamos de esa manera”.

Nancy Flores