Autor:

Luego de izar la bandera nacional en el Zócalo capitalino a media asta, en honor de las víctimas de ambas tragedias, indicó que se trata de un día de luto nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador encabezó la entrega del Premio Nacional de Protección Civil en el marco del aniversario de los sismos del 19 de septiembre de 1985 y 2017, y aseguró que las instituciones del país están preparadas para enfrentar un evento similar al de esos años.

Para enfrentar eventos como sismos de 1985 y de 2917, “contamos con el apoyo de los gobiernos municipales, estatales, hay un trabajo coordinado de las dependencias del gobierno federal y desde luego se cuenta con el apoyo de las secretarías de Marina y de la Defensa Nacional”, subrayó.

Después, en el Salón Tesorería de Palacio Nacional, el mandatario refrendó que el país está preparado para enfrentar un nuevo fenómeno sísmico. Destacó que el pueblo de México, entre otras características y virtudes, es un pueblo fraterno, solidario, que siempre son los primeros en brindar auxilio. “Ahora nos hemos propuesto que no se quede atrás el gobierno, que se llegue primero para auxiliar en caso de una desgracia”, subrayó.

El mandatario entregó ell premio el en área de protección a las brigadas comunitarias de la Cruz Roja Mexicana. En el campo de ayuda, a Save de Children México, por su participación en apoyo de los sismos de hace dos años, primero del suscitado el 7 de septiembre en el istmo de Tehuantepec y posteriormente en la zona centro del país con el que azotó el 19 de ese mismo mes.

Mención honorífica en el campo de prevención por el monitoreo volcánico del Popocatépetl al grupo de científicos asignados a esta tarea; así como a la Secretaría de Marina y Armada de México por un sistema de búsqueda y rescate, en el área de ayuda.

José Réyez