Autor:

Los servicios de salud no están preparados para atender las principales causas de muerte en el país, como son la diabetes mellitus, enfermedades del corazón y tumores malignos, explicó el doctor Cristian Roberto Morales Fuhrimann, representante en México de la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud.

El país cuenta con 32 sistemas de salud diferentes más el Instituto Mexicano del Seguro Social, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, el sistema de la Secretaría de la Defensa Nacional, y el de Petróleos Mexicanos, además del sector privado. Éstos se segmentan de acuerdo con el trabajo y salario del ciudadano, lo que provoca que se accedan a servicios de salud de menor o mayor calidad, indicó el experto en el foro “México Unido por la Salud para todas las Personas” organizado en la Cámara de Senadores.

Con ello, señaló, los servicios de salud en México se vuelven fragmentados, segmentados e ineficientes, lo que genera desigualdades sociales e inequidades.

Morales Fuhrimann afirmó que no sólo la respuesta del sector salud es deficiente, sino que el financiamiento es inequitativo, ineficiente e insuficiente. Además, señaló que el país tiene un gasto público en salud de menos de 3 por ciento del PIB, lo que lo hace uno de los más bajos de las Américas. La Organización Panamericana de la Salud/OMS recomienda por lo menos asignar el 6 por ciento.

El doctor señaló que aumentar el gasto público del sector salud ayudaría a la eficiencia y a disminuir el “gasto de bolsillo” que hacen los mexicanos para costear las enfermedades que padecen.

El representante de la Organización Panamericana de la Salud/OMS finalizó su participación invitando al sector salud a desarrollar las capacidades en el primer nivel de atención, ya que es el que está en contacto directo con la sociedad y trata desde los primeros síntomas hasta las enfermedades.

Indra Cirigo