Autor:

“Reitero que no van a aumentar los precios de las gasolinas, el diésel y el gas”, dijo el presidente Andrés Manuel López Obrador. Eso, advirtió, como que no se quiere decir pero es una realidad y se puede comprobar con los índices de la inflación.

El mandatario no quiso extender su compromiso a que los precios bajen, porque eso depende de muchos factores y su gobierno está comprometido en no contratar deuda y mantener sus finanzas sanas.

En su conferencia de prensa de esta mañana en Palacio Nacional, aseguró que las importaciones de gas de Estados Unidos se dio porque en el pasado se abandonó la industria y ni siquiera tenían un plan de producción de gas. Pero destacó que el precio es muy competitivo porque está barato.

En los gobierno neoliberales se cedió un buen negocio de gas en la Cuenca de Burgos a una empresa española [Repsol] de la que omitió su nombre: fue un mal negocio para México pero muy buen negocio para esa empresa.

Nancy Flores

 

Leave a Reply