Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, aceptó que en la Ciudad de México “hubo un descontrol” en la entrega de la pensión a adultos mayores.

En la conferencia de prensa de esta mañana, celebrada en el Palacio Nacional, el titular del Poder Ejecutivo dijo que tal descontrol se debió a cambios, que fueron solamente en “la forma”. Agregó que ya está normalizándose y se irá mejorando la entrega.

Por su parte, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, explicó hasta abril de este año el programa estuvo a cargo de la administración local. A partir de mayo se trasladó el programa a la federal.

Informó que en la Ciudad de México, hoy reciben la pensión 847 mil 898 adultos mayores. Los recursos ya provienen en su totalidad del presupuesto federal.

En su turno la subsecretaria de Bienestar, Ariadna Montiel, señaló que en 2018 el presupuesto para este programa fue de 31 mil millones de pesos. En contraste, en 2019 terminarán erogándose 121 mil millones. Lo anterior, porque ahora el programa es universal y de 2 mil 550 pesos, el doble de lo que recibían los adultos en las entidades de la República.

La funcionaria señaló que de la totalidad de más de 8 millones adultos mayores, falta incorporar al programa a alrededor del 6.4 por ciento. Ya recibe su pensión la mayoría, incluyendo a los que se encuentran en regiones rurales e indígenas. En esos casos se entregan los recursos en efectivo. “Se realiza un operativo muy grande. Es un traslado de recursos, de personas y un despliegue operativo. Hemos tenido asaltos”.

A su vez, el presidente de México recordó que la pensión “no es una dádiva; es un derecho, una recompensa, a quienes han trabajado y a quienes han contribuido al desarrollo” del país.

Zósimo Camacho

 

Leave a Reply