Autor:

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunciará ante la Fiscalía General de la República a seis elementos de la Secretaría de Marina (Semar) involucrados en el homicidio de un menor de edad, ocurrido en Guerrero. Por este mismo hecho también interpondrá una queja en contra de los implicados ante el Órgano Interno de Control.

La CNDH documentó que el uso excesivo de la fuerza letal por parte de los marinos provocó la muerte del niño de 12 años. Por ello, dirigió este día la recomendación 57/2019 al titular de la dependencia, almirante José Rafael Ojeda Durán. En ésta, le solicita colaborar con ambas denuncias.

La misma recomendación fue dirigida al fiscal general de Guerrero, Jorge Zuriel de los Santos Barrila, por la falta de acceso a la justicia en agravio de los familiares de la víctima.

Para la CNDH, en este caso quedó acreditado “el uso excesivo de la fuerza letal, que derivó en la privación de la vida de un niño de 12 años, en la localidad El Aguacate, municipio de la Unión, en Guerrero, atribuible a seis elementos de la Semar; así como la falta de acceso a la justicia en agravio de víctimas indirectas, atribuible a un agente del Ministerio Público de esa entidad”.

Ello ocasionó violaciones a la seguridad jurídica y al interés superior de la niñez de la víctima, así como a la inadecuada procuración de justicia y a la verdad, indicó el organismo en un comunicado.

Los hechos ocurrieron el 8 de abril de 2016, “cuando el niño y otro menor de edad se dirigían a apagar una bomba de riego en la huerta del padre de la víctima, momento en que advirtieron la presencia de un vehículo en que iban sujetos armados, que era perseguido por otro en que iban seis efectivos de la Semar. Los primeros descendieron del auto y corrieron hacia donde estaban los infantes, mientras los elementos de la Marina bajaron del transporte y dispararon a quienes perseguían, privando de la vida al menor de edad”.

El día de los hechos, agregó la CNDH, un agente del Ministerio Público del Distrito Judicial de Montes de Oca, de la Fiscalía General del Estado de Guerrero, inició la carpeta de investigación 1 por el delito de homicidio en agravio del niño, misma que a la fecha continúa en integración.

Adicionalmente, 5 meses después del homicidio del menor, en septiembre de 2016 se inició el procedimiento administrativo ante el Área de Quejas del Órgano Interno de Control en la Semar. No obstante, éste fue archivado por la propia autoridad militar, supuestamente por “falta de elementos de prueba para acreditar la responsabilidad del personal de la Marina”.

La CNDH advirtió que los marinos no actuaron acorde con el Manual de Uso de la Fuerza, “ya que desconocían su contenido y aplicación, y no contaban con capacitación alguna; además, incurrieron en falta de diligencia que derivó en el uso excesivo de la fuerza letal, al no ponderar el riesgo al que expondrían a la población de El Aguacate al efectuar al menos 65 disparos”.

Por ello, la CNDH recomendó al secretario de Marina reparar integralmente el daño a los familiares de la víctima, que incluya atención psicológica y tanatológica, e inscribirlos en el Registro Nacional de Víctimas para que accedan a los derechos y beneficios previstos; colaborar con la Comisión en la queja que presente ante el Órgano Interno de Control en la Semar, así como en la integración de la carpeta de investigación por la denuncia que la CNDH formule ante la Fiscalía General de la República contra seis efectivos de la Semar, así como capacitar al personal de la Octava Región Naval, sector Ixtapa Zihuatanejo, del vigésimo Segundo Batallón de Infantería de Marina, en materia de derechos humanos, con énfasis en “Principios Básicos”, “Código de Conducta” y “Manual de Uso de la Fuerza”.

 

Leave a Reply