Autor:

El gobierno federal debe tomar las medidas pertinentes para instrumentar las 104 recomendaciones emitidas por la Oficina en México de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos a favor de periodistas y defensores, señaló el Consejo Consultivo del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de los Derechos Humanos y Periodistas en México.

Y critican que en el Primer informe de gobierno de Andrés Manuel López Obrador fue ausente el reconocimiento a la importancia de la labor periodística y defensa de derechos humanos, y casi invisible la violencia dirigida contra estos grupos de población.

Ante ello, el Consejo Consultivo reiteró la importancia de generar una verdadera política de Estado que reconozca la función social de ambos actores sociales. “Inhibir la labor de quienes cumplen esta importante tarea en democracia, compromete seriamente el desarrollo y la construcción de un verdadero estado de derecho”.

Frente la crisis de violencia, urge que el gobierno federal instrumente las 104 recomendaciones del Diagnóstico sobre el funcionamiento del Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, presentado públicamente el 26 de agosto de 2019.

De acuerdo con el Consejo Consultivo, si bien el gobierno federal ha aceptado públicamente las recomendaciones y conclusiones sobre las falencias y necesidades del Mecanismo, es necesario pasar del diagnóstico a la solución de los problemas.

Por ello, consideró urgente mutar del carácter reactivo al preventivo; mejorar los análisis de riesgo de las personas beneficiarias; fortalecer el seguimiento e instrumentación eficaces y efectivas de las medidas adoptadas; tener condiciones laborales y de seguridad adecuadas para el personal que labora en la Coordinación Ejecutiva Nacional; dotar de recursos humanos, financieros y logísticos para un funcionamiento diligente; e instaurar un enfoque transversal y diferenciado en la aprobación e implementación de medidas de protección, entre otras.

Para el Consejo, se requiere la voluntad política y las capacidades institucionales para revertir un patrón de violencia que lejos de disminuir, aumenta día con día, y que aún avanzando en todas las medidas propuestas por el Diagnóstico de la ONU y los de la sociedad civil organizada, el Mecanismo será una medida insuficiente ante el avasallante contexto de violencia que prevalece contra las personas defensoras de derechos humanos y periodistas.