Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, señaló que no presentará denuncia alguna ante la Fiscalía ni realizará investigaciones luego del aparato de espionaje encontrado en un salón del Palacio Nacional.

En la conferencia de prensa de esta mañana, el titular del Poder Ejecutivo mostró ante reporteros la cámara con micrófono encontrada la semana pasada en un espacio del Palacio en el que el presidente ha recibido a gobernadores y empresarios.

“Lo más importante es no tener nada que ocultar; hacer la vida pública cada vez más pública. Aquí hablamos sin censura, sin cortapisas y así son nuestras reuniones. No hay nada secreto. No se esconde nada. Por eso no le damos mucha importancia a estas acciones.”

Reconoció que el aparato de espionaje se encontraba en una de las salas donde “asisten a hacer planteamientos de todo tipo y nosotros no aceptamos que nos hagan propuestas indecorosas. No hay nada que ocultar”.

Dijo tener asuntos más importantes que atender que estar investigando o denunciando estos hechos. Descartó una “traición” de parte de su equipo, aunque consideró la posibilidad de que haya personas que siguen trabajando en Palacio Nacional y siguen teniendo lealtad a gobiernos anteriores.

Agregó que él está al pendiente de que el gobierno federal ya no intervenga teléfonos a nadie, sean opositores o perodistas, como se hacía en los sexenios anteriores.

“Esto [el espionaje] se pudo de moda [en sexenios pasados]. Espiaba no sólo el gobierno federal, gobiernos estatales, particulares, grupos para espiar, chantajear y sacar prebendas.”

Zósimo Camacho