Autor:

Un huracán está a punto de impactar Puerto Rico y Donald Trump menosprecia a los boricuas que enfrentaron una tragedia con otro ciclón tropical en 2017.

A unas horas de que el huracán Dorian categoría uno entre a Puerto Rico, el presidente de Estados Unidos tachó de malagradecidos y corruptos a los boricuas que esperan la ayuda de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, e insultó a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín.

“Estamos monitoreando la llegada de la tormenta tropical Dorian a Puerto Rico, FEMA y todos los demás están listos y harán un gran trabajo. Cuando lo hagan, déjenselo saber y denles las gracias, no como la última vez. ¡Eso incluye a la incompetente alcaldesa de San Juan!”, escribió el mandatario estadunidense en la red social Twitter.

En septiembre de 2017, el huracán María dejó una devastación nunca antes vista en suelo puertorriqueño: murieron 3 mil personas y la isla se mantuvo sin luz y agua durante meses; incluso hubo zonas que estuvieron 1 año sin energía eléctrica. Actualmente se pueden ver los estragos de dicha destrucción, cuya magnitud afectó de manera física, económica y emocional a Puerto Rico y a sus habitantes.

El desprecio Trump hacia los puertorriqueños es innegable y ha crecido a raíz de los casos de corrupción que se han destapado en la administración del Partido Nuevo Progresista, y que llevó al pueblo boricua a pedir la renuncia del exgobernador Ricardo Roselló.

“Puerto Rico es uno de los lugares más corruptos de la tierra. Su sistema político está quebrado y sus políticos son incompetentes o corruptos”, declaró el mandatario y aseguró que su gobierno es lo mejor que le ha pasado a la llamada perla del Caribe.

Héctor Badillo