Autor:

El exdirector de Planeación, Administración y Finanzas del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Gómez Najar, es investigado y procesado por el presunto desvío de recursos públicos por más de 5 millones de pesos.

En las investigaciones y auditorías llevadas a cabo por el Órgano Interno de Control (OIC) y el Área de Responsabilidades descubrieron que Gómez Nájar supuestamente se coludió con su “amigo” Enrique Sydney Caraveo Acosta, administrador único de la empresa Naya Ingenieros, para cobrar un seguro de 5 millones de pesos por los daños causados al edificio donde están las oficinas del Conapred, con motivo del terremoto de septiembre de 2017.

La historia de este presunto fraude se inició cuando el inmueble que ocupa el Conapred, en la calle de Dante 14, colonia Anzures, Ciudad de México, fue asegurado por el gobierno, a través de la Secretaría de Gobernación, dentro de un paquete de inmuebles de propiedad federal, sin importar que ese edificio era rentado, y cuando tuvo algunas fracturas derivadas del sismo del 19 de septiembre de 2017, la aseguradora Quorum Ajustadores del Grupo Mexicano de Seguros, SA de CV, les entregó 4 millones 981 mil 830 pesos a Gómez Najar y a su “amigo” Caraveo Acosta, para que este ingeniero se hiciera cargo de las reparaciones.

Sin embargo, el edificio rentado que ocupa el Conapred y cuya presidenta es Alejandra Haas Paciuc, debió ser reparado con recursos del dueño del inmueble, porque éste es privado, y el dinero cobrado a la aseguradora debió ingresar a la Tesorería de la Federación, lo cual no ocurrió.

Cuando el OIC descubre esas irregularidades administrativas y Ricardo Gómez Nájar se entera de que es investigado por fraude, renuncia al Conapred y se refugia en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), en donde lo contrataron como coordinador administrativo II, dentro de la Dirección General de Presupuesto y Contabilidad, cuyo titular es Rodrigo Cervantes Laing.

Entrevistado vía telefónica en sus oficinas de la SCJN, Gómez Najar explicó que no podía comentar nada al respecto, y dijo: “No se de qué se trata, tengo que hablar al Conapred para saber del caso”.

Al pedirle su opinión sobre la acusación en su contra por un fraude de 5 millones de pesos en perjuicio del Conapred, Gómez Najar finalmente dijo que en cuanto tuviera más información estaría dispuesto a explicar lo sucedido.

El responsable de prensa de Conapred aseguró que Gómez Najar trabajó menos de 1 año en ese Consejo: ingresó en 2017 y salió a principios de 2018, y cuando renunció interpuso un juicio laboral. Dijo además que la contratación del ahora acusado la hizo un “Comité de Adquisiciones”.

En este caso abierto desde 2017, el Área de Responsabilidades turnó al Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) el expediente de Gómez Najar para que determine la sanción correspondiente, que podría ser la inhabilitación temporal para volver a ocupar un cargo público y una sanción económica por tratarse de una “falta administrativa grave”, de conformidad con el artículo 54 de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

El expediente 165/18-RAI-01-1 fue enviado para su estudio y análisis el 1 de octubre de 2018 a la Décimo Tercera Sala Regional Metropolitana y Auxiliar en Materia de Responsabilidades Administrativas Graves del Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la cual podría resolver en las próximas semanas.

En los siguientes días funcionarios de la Secretaría de la Función Pública acudirán a la Sala donde está radicado el expediente, para conocer el avance del proceso y estar atentos al proyecto de resolución.

En el Conapred Tomás Romero, que trabaja como “apoyo a presidencia”, informó a Oficio de papel que su presidenta Haas Paciuc está de vacaciones.

Miguel Badillo

[OFICIO DE PAPEL] [COLUMNA] [D] [SEMANA]