Autor:

No es posible que se tengan que pagar sobornos a los dirigentes sociales en Tabasco para que permitan las obras de gobierno, eso se acabó, señaló el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Se acabaron los moches y los sobornos, agregó durante su conferencia de prensa en esa entidad. “Había muchos vicios” entre los dirigentes, respondió el mandatario a la pregunta de hasta dónde se respetarán los derechos de los pueblos indígenas en ese estado.

Dijo que todos van a tener derecho al trabajo y que se va a aumentar el salario mínimo, en referencia a que ya no será necesario depender de las dádivas gubernamentales. “Tenemos todos que ayudar; hago esa convocatoria a todos mis paisanos para que nos ayuden a extraer el petróleo porque estábamos a punto de la crisis en el sector energético”.

Nancy Flores