Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo hoy que no peleará o se enganchará por lo que diga el Banco de México sobre el estado de la economía en el país. Aseguró que es respetuoso de las consideraciones que proyectan una mayor desaceleración, pero contrario a la posición del Banco de México expresó que la economía nacional es fuerte.


“Que sean los mexicanos los que juzguen, pero soy respetuoso de lo que diga el Banco de México, y de la independencia del Banco de México y no voy a pelearme con los funcionarios del Banco de México, no me voy a enganchar en un pleito con los del Banco de México porque no quiero que vayan a utilizar esto para hacer una columna los periodistas conservadores”, dijo desde Palacio Nacional.

El presidente señaló que la inflación está controlada, el peso es fuerte, no hay nuevos impuestos y alzas, además de que se reactiva el gasto interno. Además, la inversión extranjera directa ha repuntado, lo que significa que México es fuerte y muy bien visto por los grandes inversionistas extranjeros.

José Réyez