Autor:

Sólo en el estado de Guerrero se encuentran actualmente más de 30 grupos armados con distintos objetivos y diferentes signos ideológicos. De ellos, 18 son grupos de autodefensa, policías comunitarias y guardias comunales. Se trataría de aquellos grupos con los que, ha dicho la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, está negociando el gobierno federal.

A esos 18 grupos armados se suman los de las guerrillas activas en la entidad: el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), la Tendencia Democrática Revolucionaria-Ejército del Pueblo (TRD-EP), el Comité Clandestino Revolucionario de los Pobres-Comando Justiciero 28 de Junio, el Ejército Popular Revolucionario (EPR), las Fuerzas Armadas Revolucionarias del Pueblo (FARP) y, entre otros, la Organización Revolucionaria 2 de diciembre-Nueva Brigada Campesina de Ajusticiamiento. A estos movimientos armados con reivindicaciones políticas y sociales no se ha referido hasta el momento el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

Otros grupos armados son los de la delincuencia organizada. En la entidad opera el Cártel de Jalisco Nueva Generación, los Guerreros Unidos, los Caballeros Templarios, la Familia Michoacana, los Beltrán Leyva (facciones Los Ardillos y Los Rojos) y otras bandas locales. Según las aclaraciones de la Secretaría de Gobernación (Segob) –luego de las declaraciones de su titular­–, con estos grupos el gobierno federal no está negociando ni negociará.

En Guerrero, además, subsisten guardias blancas y grupos de talamontes armados. Tampoco con estos grupos, según la información oficial, estaría entablando diálogo alguno el gobierno federal.

Los grupos de autodefensas y policías comunitarias son: la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Pueblos Fundadores (CRAC-PF); los Comunitarios por la Paz y la Justicia; la Nueva Policía Comunitaria Independiente; la CRAC-Policía Comunitaria (CRAC-PC); el Consejo Ciudadano de Olinalá; el Frente Ciudadano por la Seguridad de Huamuxtitlán; el Consejo Popular de Seguridad y Justicia-Policía Ciudadana y Popular; la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG); el Consejo Municipal de Seguridad Pública; la Policía Comunitaria de Nueva Generación; el Frente Unido por la Seguridad y el Desarrollo Social del Estado de Guerrero (Fusdeg); la Guardia Rural de Ejidos de Guerrero; el Movimiento Apaxtlense; la Policía Comunitaria Heliodoro Castillo-Tlacotepec; los Pueblos Unidos de Autodefensa San Miguel Totolapan; la Policía Comunitaria de Mezcala; la Policía Tecampanera, y Vecino Vigilante.

El día de ayer, la ministra en retiro y actual secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, declaró: “Hemos estado en zonas de Guerrero, de Tamaulipas, en zonas de La Huacana, en Michoacán, para tratar de avanzar en la pacificación del país. Estos grupos, al final del día, se han estado combatiendo unos a otros y han estado cometiéndose los homicidios de un grupo contra los otros y ya no quieren más muerte; quieren avanzar hacia la paz”.

Al preguntarle sobre qué tipo de grupos eran, sólo atinó a decir: “Varios grupos. No puedo especificártelos en este momento, pero son varios de diversos estados de la República, los cuales quieren caminar hacia la pacificación del país porque ya no quieren más violencia”.

Después, un comunicado de la dependencia señaló que se referían a grupos de autodefensa y no del crimen organizado.

Zósimo Camacho