Autor:

Ante el proceso judicial que enfrentó Carlos Ahumada Kurtz este fin de semana en Argentina, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que no tiene “propósito de venganza” contra el empresario.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario recordó que Ahumada Kurtz confesó, ante el Canal 6 de Julio, que se reunió con el expresidente Carlos Salinas de Gortari y el panista Diego Fernández de Ceballos para perjudicarlo.

El empresario argentino fue detenido el viernes en Argentina a solicitud del gobierno de México, pues se presumía el delito de defraudación fiscal por 1 millón 400 mil pesos. Ayer, fue puesto en libertad luego de que un juez ordenó su inmediata liberación por “lo absurdo del caso”.

Desde Palacio Nacional, López Obrador dijo que “no deben utilizarse las instituciones para no afectar a nadie… Todos los que nos hicieron daño deben ser tratados con respeto”.

Érika Ramírez