Autor:

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, dijo esta mañana que el caso de corrupción por el que está presa Rosario Robles es un “una investigación abierta de la Fiscalía General de la República”.

Agregó que su gobierno no se entromete en ese asunto. “Ellos [la Fiscalía] van a decidir hasta dónde llegan. Es una institución independiente, autónoma; no tengo más información al respecto”.

En la conferencia de prensa celebrada en el Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo dijo que la asignación del juez para el caso es asunto del Poder Judicial. “No tiene que ver con el Poder Ejecutivo; y no quiero opinar porque no quiero entrometerme en este tema que está en manos de las autoridades (correspondientes)”.

Sin embrago, señaló tener confianza “en que se va a aplicar la ley sin consigna de perjudicar a nadie y buscando que en efecto se haga justicia. No veo que a estas alturas, en un ambiente nuevo, alguien quiera retorcer la ley o cometer una injusticia. La opinión pública está muy pendiente”.

Zósimo Camacho