Nuestros lectores

Autor:

Señala que destitución de rector es golpe a la autonomía de la UACM

Estimado director:

Me refiero al artículo “UACM: el combate a la corrupción como defensa de la autonomía” que Pilar Padierna, Homero Galán y Samuel Cielo publicaron en la última entrega de la revista que usted dirige.

Tomo nota que los tres autores no se atreven a rebatir una sola línea de lo que escribí en semanas pasadas, lo cual es poco profesional. Es falso, absolutamente falso, que en la administración de Aboites hubo “un ejercicio indebido y fracasado de alrededor de 300 millones de pesos del presupuesto universitario en materia de Obras”. ¿Cómo pueden afirmar semejante barbaridad, sin aportar datos?

Afirmé y reitero que no hubo “ejercicio indebido”, ni robo. Aclaro que esta no es una opinión mía; es lo que consignan las auditorías. Invito a los autores del artículo a desmentirme. Les invito a citar una sola auditoria que avale sus dichos. Y lo más obvio: si no pueden demostrar que Aboites robó, entonces todo su castillo de naipes se cae. ¿Por qué se habrían vendido los estudiantes del Quinto Congreso Universitario? ¿Y qué encubre Galdino si no hubo fraude, ni desvió, ni hueco?

Les acuso de mentirosos. Pero no es todo. Son, además, clasistas y racistas: no se tragan que un grupo de estudiantes, plebeyos a sus ojos, hayan designado a un rector al margen de la élite académica que creen representar. Por si no quedó claro, se lo digo de nuevo: Pilar Padierna, Homero Galán y Samuel Cielo: ustedes y sus cómplices golpistas son la vergüenza de la UACM y lo que están haciendo no quedará impune.

Claudio Albertani, encargado del Centro Vlady de la UACM

Rechaza tener participación alguna en el Pas

Señor director:

Es complicado pretender hacer un debate encubierto por razones políticas cuando la etiología del mismo es un asunto de conducta del individuo. Norberto Soto Sánchez publicó una “columna” u opinión o como quieran llamarle –confieso que no sé cómo caracterizarle– donde según él hay una “estructura parainstitucional que se encuentra vinculada al Partido Sinaloense (Pas) y a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) a razón de realizar labores de espionaje político contra opositores al cuenismo”.

Para los que no saben, en Sinaloa hay un partido local o estatal que se denomina Partido Sinaloense y sus nutrientes ciertamente están en la Universidad Autónoma de Sinaloa. Y nuestro inefable columnista llega a la conclusión que la “operación” de espionaje para atacar a los opositores de este partido político son cuatro personajes claves: Cesar del Pardo, Juan Francisco Soltero Sánchez, “un personaje sumamente gris” de nombre Ulises Alejandro Álvarez Vega y por último el padre de su esposa, o sea su suegro, Manuel López Armenta, alias el Cacho López. Hasta ahí el “descubrimiento” de esta terrorífica “célula parainstitucional”, cuyo prefijo pretende poner salsa y pimienta a la historieta de Noberto Soto.

Supongo que para elaborar la historieta su “agente” agonista adrenérgico sintético jugó un papel fundamental y seguramente lo inspiro en el Proceso cuyo relato en la suerte de Josef K no sólo lo liberaba de pruebas sino también de abogados.

Conocemos amigos periodistas de Sinaloa y lejos de mostrar asombro del delirio de Noberto, sonoras carcajadas no dejaban darle ni siquiera un minuto de importancia o seriedad a la novela, cuyas bases teóricas de la estructura de la misma permitió tener varias historias a la vez que se entremezclaban; fue sorprendente; a lo último los protagonistas tendremos que ver la forma de por lo menos conocernos, tomarnos un buen café y buscar una explicación sobre las motivaciones del autor para darnos el papel estelar.

Por mi parte no conozco a Manuel López Armenta, alias el Cacho López ni a Ulises Alejandro Álvarez Vega. Tampoco simpatizo con el Pas ni soy parte de la comunidad universitaria de la UAS. Lo que sí me consta es que Norberto es un joven inteligente cuya adicción a las drogas lo ha llevado a delirios y a falsas persecuciones y a supuestos actos de espionaje ¿Es tan importarte Noberto Soto? No creo. Pero lo que sí creo es que su padre sí lo es. Oficialmente es señalado como parte importante de un fraude de 70 millones contra el erario público del ayuntamiento de El Fuerte, Sinaloa.

Sobre Morena [Movimiento Regeneración Nacional] sostengo que no es un partido sino un movimiento electoral cuyo objetivo era llegar a la Presidencia y que Andrés Manuel López Obrador es tan neoliberal como los gobiernos del PRI y del PAN; incluso su política de fragmentación social o individualización es más cruda ideológicamente que las facetas neoliberales del PRIAN; por lo cual ni hoy ni en el futuro inmediato veo conceptos o praxis políticas que nos permitan ir juntos; nosotros tenemos otras barricadas, ahí sí tenemos definiciones ideológicas y políticas, siempre democráticas y clasistas.

No voy a caer en las paranoias de Norberto que en su tierra lo han llevado de una conducta parasocial a una conducta antisocial que seguramente le ha hecho más pesada la carga por su adicción a las drogas; y como la “columna” carece de pruebas, o indicios que pongan en entre dicho la presunción de la inocencia, me daré por culpable; siempre y cuando Norberto Soto Sánchez entregue una prueba de antidoping donde compruebe que no es un adicto a varias drogas y sobre todo al cristal.

Hermosillo, Sonora,

César del Pardo Escalante

Denuncian elaboración de expedientes incriminatorios contra activistas

Un mecanismo común del Estado para justificar represión y graves violaciones a los derechos humanos contra todo aquel que ejerce crítica política al régimen es la elaboración de expedientes incriminatorios, con testigos falsos, pruebas falsas, versiones falsas, elaboradas desde la “legalidad” burguesa para hacer creíble una mentira. Mecanismo al que recurre un gobierno antipopular y un Estado represor contra activistas, defensores de los derechos humanos y luchadores sociales, como hoy intentan hacer contra quienes integramos el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo.

El gobierno de Chiapas –al frente de Rutilio Escandón Cadenas, Ismael Brito Mazariegos de la Secretaría de Gobierno, Jorge Luis Llaven Abarca de la Fiscalía General del Estado– es experto en la elaboración de expedientes incriminatorios. Estos funcionarios conocen el teje y maneje de las leyes burguesas para hacer pasar una injusticia como un acto “legal y honorable”, es decir, criminalizar a honestos, y cometer violaciones a los derechos humanos contra luchadores sociales y defensores de los derechos humanos.

El tufo represor y sanguinario recorre los pasillos institucionales con la amplia experiencia represora con la que cuentan los funcionarios de gobierno. La experiencia acumulada con el PRI y el Verde Ecologista como represores y criminales les permite hacer uso de toda la infraestructura estatal y recursos legaloides para perpetrar una injusticia, justificar un baño de sangre, perseguir a luchadores sociales, defensores de derechos humanos y activistas.

¿Cuántas mentiras han vertido contra el FNLS para consumar su plan criminal, detenciones injustas y arbitrarias o ejecuciones extrajudiciales? Muchas. El ejemplo más reciente es el montaje que han armado en contra de nuestro compañero Javier González Díaz. Lo acusan de hechos que no cometió para justificar su detención ilegal e injusta en el CERSS 5 en San Cristóbal de Las Casas.

A la campaña de criminalización, Rutilio Escandón ha sumado voces y plumas mercenarias que en unísono exigen la represión contra integrantes del FNLS. ¿Cuántas pruebas falsas, mentiras e incongruencias, testigos pagados o amenazados por sus agentes para hablar en contra nuestra señor Llaven Abarca? ¿De cuántos delitos y crímenes quiere endosarnos para ejercer la represión y detenciones arbitrarias?

Ustedes son expertos en elaborar carpetas de investigación, manipulan las leyes y opinión pública según sus intereses políticos y de grupo económico, tergiversan los hechos y plantan cuerpos del delito en contra de quien quieren ver preso, ejecutado o detenido desaparecido. ¿Qué hay de sus fiscales, policías, ejército y la Guardia Nacional? Ellos forman parte del engranaje para consumarse cada crimen contra el pueblo organizado, ellos ejecutan los crímenes e infligen tortura como lo han hecho contra nuestro compañero Javier Gonzales.

Ustedes hablan de justicia y derechos humanos como si la conocieran, hipócritas, lo que ustedes saben es como infligir cada injusticia y crimen contra un trabajador, sus instituciones están hechas a la medida de la represión y daños que desean causar al pueblo. Díganos, señor Llaven Abarca, ¿cuántos crímenes de lesa humanidad en este gobierno se han perpetrado y se mantienen en la impunidad? ¿Cuántas violaciones a los derechos humanos se han denunciado en su contra y ustedes omiten?

¿A cuántos han condenado en la prisión bajo expedientes incriminatorios? Son cientos los que exigen libertad inmediata, entre ellos nuestro compañero Javier Gonzales Díaz que acusan de “robamoto”, ¡cuando no sabe manejar una bicicleta! Sus imputaciones son falsas, pero son capaces de sostener una mentira con toda su maquinaria represiva y justificar más detenciones arbitrarias e injustas, demostraran su rostro antipopular y criminal contra el movimiento popular independiente.

Combativamente,

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo