Autor:

El juez federal Felipe de Jesús Delgadillo vinculó a proceso a la exsecretaria de Estado Rosario Robles. Se le señala por la supuesta comisión de ejercicio indebido del servicio público por el desvío de más de 5 mil millones de pesos del erario de ambas secretarías en el gobierno de Enrique Peña Nieto, que documentó la Auditoría Superior de la Federación.

Para el juzgador, la extitular de las secretarías de Desarrollo Social y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano presenta un alto riesgo de fuga, por lo cual enfrentará al menos 2 meses de cárcel en Santa Martha Acatitla. El delito de ejercicio indebido de funciones amerita de 2 a 7 años de prisión.

Fuentes cercanas a la investigación del caso conocido como “estafa maestra” indicaron a Contralínea que, en el caso de Robles, la Fiscalía General de la República probará que cuando se dispone de una cantidad multimillonaria el titular de la dependencia no puede evadir las responsabilidades del destino de ese dinero público. Y que ella tenía la facultad para frenar el saqueo.

En la audiencia, que duró más de 12 hora y derivó en la detención, Robles habría señalado al juez que ella avisó de las anomalías al expresidente Peña Nieto por medio de llamadas por teléfono rojo y en reuniones de trabajo, por lo cual el juez pedirá más información.