Autor:

El presidente Andrés Manuel López Obrador negó que la Guardia Nacional estuviera rebasada por el crimen organizado, luego de los ataques registrados en Guanajuato y Tlaxcala, ocurridos durante el fin de semana.

En su conferencia de prensa matutina, López Obrador lamentó el deceso de un elemento del Ejército y expuso que en Tlaxcala, el enfrentamiento ocurrió porque se “pretendía robar un tren, saquear unos vagones y los delincuentes que llevaban el operativo convocaron a pobladores”.

“Esta es una práctica que debemos combatir.

Llamamos a la gente a que no participe como escudo protector”, enfatizó. En estos hechos, aproximadamente 50 personas desarmaron y agredieron a los integrantes de la Guardia Nacional, a la altura del municipio de Ixtenco.

El titular del Ejecutivo reiteró su llamado a la población para que “que no se dejen llevar por las bandas de delincuentes”.

Dijo que soldados y marinos están apoyando a terminar con la descomposición social que dejaron las administraciones anteriores, y ya “no hay ninguna justificación para dejarse enganchar por las bandas… Nos queda ese remanente, pero al final se va a lograr la paz”.

Érika Ramírez