Autor:

El sector turístico en México se enfrenta a distintas problemáticas, como el incremento de inseguridad y violencia, la vulnerabilidad derivada de los efectos del cambio climático y los riesgos asociados a fenómenos naturales, advierte el Programa de Ordenamiento Turístico General del Territorio del gobierno federal.

En el análisis del ramo, se identifica que no existen las capacidades institucionales suficientes en materia de ordenamiento turístico en el territorio. Además, hace falta que se destinen recursos presupuestales para la planeación y gestión de este sector en “los tres órdenes de gobierno”.

Estos problemas son consecuencia del aumento del turismo en el país, ya que México registró el arribo de 39.3 millones de turistas en 2017 y ocupó el sexto lugar del mundo en la clasificación de turismo internacional, de acuerdo con la Organización Mundial de Turismo. Mientras que en 2018 aumentó a 20.6 millones. El país obtuvo 21 mil 336 millones de dólares y 11.6 mil millones por concepto de ingreso de divisas, respectivamente; por ello, el turismo se convirtió en el tercer generador neto de divisas y representó el 8.7 por ciento del producto interno bruto nacional.

Los impactos de este arribo masivo no son sólo positivos: los destinos turísticos han incrementado los requerimientos de abasto de agua, movilidad urbana, suelo y reserva territorial para vivienda social. Así como saneamiento y tratamiento de aguas residuales que se deben atender.

Aseneth Hernández

 

Leave a Reply